Roland Garros, piloto de combate (Pildoras de Historia XIX)

En breve comienza Roland Garros que no era tenista sino aviador, si bien es cierto que amaba y practicaba el tenis.

Considerado uno de los ases de la aviación francesa, nació en la isla de la Reunión cuyo aeropuerto lleva su nombre. Fue el primer piloto en atravesar el Mediterráneo aterrizando en Bizerta (Túnez) donde tiene una plaza en el sitio del aterrizaje y una estatua.
Empezada la I GM derribó varios aviones alemanes y trabajó junto a un ingeniero en la sincronización del disparo de la ametralladora con la hélice. Los alemanes al derribar su aparato, lo copiaron y mejoraron.

Hecho prisionero, compartió cárcel  con un entonces joven capitán , Charles de Gaulle, consiguió escaparse disfrazado de soldado alemán. En París fue recibido en olor de multitud como un auténtico héroe. Incorporándose de nuevo al servicio murió en combate un día antes de cumplir los 30, y un mes antes de que finalizase la guerra.

En el estadio de Roland Garros. "Para que nuestras emociones nunca mueran"

En el estadio de Roland Garros. «Para que nuestras emociones nunca mueran»

Esta entrada fue publicada en píldoras de historia. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *