El caballo de Pavía nunca entró en el Congreso (Píldoras de Historia X)

Hay una creencia generalizada  de que  un artillero, el general  Pavía,  entró  con  su  caballo en el Congreso blandiendo un espadón para  acabar con la desastrosa Primera  República.  Pero  ni  él ni su caballo llegaron a entrar, aunque en el imaginario colectivo persista esa idea peregrina.
De hecho, lo que hizo fue mandar una nota al presidente del Congreso, Salmerón, de que desalojase.
Un poco antes Salmerón había dicho que «antes morirían allí  que abandonar su puesto«, pero el «heroísmo» duró una media hora, el tiempo que tardó en llegar una dotación de la Guardia Civil con la orden de desalojo, saliendo todos ordenamente.

Foto del general Pavía.

Esta entrada fue publicada en píldoras de historia. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *