Gran impulso británico a su industria de Defensa, el mayor desde la Guerra Fría

Los periódicos españoles suelen ser muy miopes en las cuestiones de Defensa, salvo honrosas excepciones, no cuentan además con especialistas y la información deja bastante que desear.
En esta noticia de El Mundo no dice que creerá 40.000 empleos , directos, y muchos my indirectos. Recordemos a modo de ejemplo que el 80% de los científicos en Estados Unidos están ligados directa o indirectamente a la industria de Defensa y de este modo consiguen un predominio tecnológico y militar.
Hace mucho tiempo que está estudiado que la industria que tira más del resto es la de Defensa. A un nivel más pequeño, que lo puede ilustrar, la Fábrica de Armas de Trubia tiene 200 proveedores sólo de Asturias.
B. Johnson toma esta decisión, en medio de la pandemia, «porque la defensa del país debe ser lo primero». También afirmó que quiere «reforzar la influencia del país en el mundo» y «la capacidad (militar) para unirse a EE.UU. y a sus otros aliados». Sin discutir las certezas de sus afirmaciones, está claro que quiere modernizar su industria de Defensa,y seguir con capacidad de poder vender sus productos que se están quedan un tanto obsoletos.
Lejos de los grandes dominadores(USA y Rusia) ha visto como han aumentado las ventas de Francia, Alemania y China (3º, 4º y 5º) que son los que tiene delante.
Quiere, asimismo, dar un impulso al nuevo avión de combate británico, el Tempest (foto abajo).
Hacia muchos años que los militares británicos no podían festejar la llegada de buen y moderno equipamiento.
Con esta gran subida será el país con más gasto militar de Europa.
Ahora mismo, Trubia sigue fabricando parte de los 500 carros de combate para el Reino Unido. Los reservistas asturianos pudimos comprobar este verano en la visita que giramos a la fábrica.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *